Deporte escolar » Algunas reflexiones
Deporte escolar
Algunas reflexiones


ALGUNAS REFLEXIONES

 

 

   DERECHOS  DE LOS NIÑOS DEPORTISTAS 
 
1 Derecho a practicar deporte.
2 Derecho a elegir la modalidad deportiva que le guste.
3 Derecho a participar en un nivel acorde con su madurez y capacidad.
4 Derecho a contar con la dirección de un técnico cualificado.
5 Derecho a contar con el apoyo de sus padres.
6 Derecho a compartir la dirección y la toma de decisiones del deporte en el que participa.
7 Derecho a participar en un entorno seguro y saludable.
8 Derecho a una preparación adecuada para la participación en los deportes.
9 Derecho a la igualdad de oportunidades para luchar por el éxito.
10 Derecho a ser tratado con dignidad.
11 Derecho a divertirse en el deporte.

UN MOMENTO DE REFLEXIÓN COMO PADRES Y MADRES

·  ¿"Empujo" o animo demasiado a mi hijo/a a hacer deporte y a participar en competiciones?
·  ¿Soy de los que le dan indicaciones técnicas a su hijo/a durante una competición o antes después de la misma?
·  ¿Me desespera o irrita que mi hijo/a o su equipo pierdan con otros que pienso que no son tan buenos?
·  ¿Le he demostrado alguna vez mi enfado al profesor/a, entrenador/a de mi hijo/a por no contar en él como titular del equipo o por asignarle un puesto que creo no le corresponde?
·  ¿Suelo recriminar al árbitro durante una competición cuando su actuación no me ha parecido acertada?
·  ¿He recriminado o discutido abiertamente alguna vez con los padres de otros deportistas durante un entrenamiento o una competición?
·  ¿He ridiculizado alguna vez al adversario delante de mi hijo/a?
·  ¿He hablado alguna vez despectivamente del comportamiento y de la forma como el profesor/a, entrenador/a de mi hijo/a hace su trabajo?
·  En algunas ocasiones, ¿le doy demasiada importancia o critico el resultado de mi hijo/a en una competición?
·  ¿Sueño con que mi hijo/a sea algún día un/a gran campeón/a?


Responder con un "S"í a todas o varias de las preguntas anteriores, puede indicar una excesiva implicación en la práctica deportiva de tus hijo(s) o hija(s)

 

·  ¿Amenazo a mi hijo/a, e incluso llego a castigarlo con dejar de hacer deporte cuando no va bien en los estudios o hace algo mal?

·  ¿Amenazo a mi hijo/a, e incluso llego a castigarlo con dejar de hacer deporte cuando no va bien en los estudios o hace algo mal?

·  ¿Suelo molestarme o mostrar poco interés en acompañar a mi hijo/a a los entrenamientos o competiciones?

·  ¿Me molesta o muestro poco interés en acudir a una reunión o a hablar con el entrenador/a cuando éste/a me cita?

·  ¿Pienso que mi hijo podría dedicarse a otro tipo de actividades más provechosas que hacer deporte?


En este caso, responder con un "Sí" a todas o a varias de estas cuatro últimas preguntas, puede indicar rechazo o apatía a la práctica deportiva de tus hijos.
En ambos casos, tu hijo o tu hija, puede estar experimentando una excesiva presión que podría contribuir a provocar desajustes emocionales, deterioro de la relación familiar, pérdida de motivación o interés por la práctica del deporte e, incluso el abandono del mismo.


LOS PADRES Y MADRES PODEMOS...


·  Facilitar a nuestros hijos que realicen el tipo de actividad deportiva que más les guste, en lugar de la que más nos gusta a nosotros.
·  Interesarnos por el deporte que practica nuestro/a hijo/a si te gusta, si se divierte, si progresa y aprende, asistiendo a las competiciones o actividades en las que participe
·  Interesarnos por el enfoque de la práctica deportiva por parte del profesor/a, entrenador/a de nuestro/a hijo/a solicitándole información sobre las características del deporte, el reglamento, lo que espera de los padres de sus deportistas, planteándole nuestras dudas e inquietudes.
·  Animar a nuestro hijo/a en un competición, apoyándole, reconociendo su esfuerzo e interés, pero evitando "hacer de entrenador"
·  Mantenernos tranquilos y confiar en nuestro hijo/a cuando, durante un entrenamiento o una competición, comete un error o no le salen las cosas.
·  Mostrar respeto y cordialidad en las competiciones con profesores, entrenadores y deportistas de los equipos contrarios.
·  Respetar, comprender y apoyar la función de los árbitros en las competiciones. Las quejas propuestas pueden plantearse a través de los canales adecuados, en lugar de hacerlo en público.
·  Animar a nuestro hijo/a a practicar deporte de acuerdo con las reglas.
·  Aplaudir las buenas actuaciones tanto de nuestros propios hijos/as como las de sus compañeros de equipo en los entrenamientos y en la organización de actividades y competiciones.
·  Asistir, participar y colaborar con el profesor/a, entrenador/a cuando nos convoca a una reunión.
·  Colaborar con nuestro hijo/a, profesor/a, su entrenador/a y su colegio o club o equipo en los entrenamientos y en la organización de actividades y competiciones.
·  Preguntar al profesor/a, entrenador/a educada y discretamente (en un lugar y momento adecuados) cuando hay cuando algo que no comprendemos o no nos gusta lo que hace.
·  Delegar en el profesor/a,  entrenador/a la labor-tarea de la educación de nuestro/a hijo/a al hacer deporte.
·  No olvidar el resto de miembros de la familia, consiguiendo que ninguno se sienta especialmente rechazado o ensalzado/encumbrado por el deporte que practica.


Y siempre podemos recordar que nuestro hijo/a es una persona que se educa haciendo deporte, donde lo importante es cómo lo hace –no "qué consigue"-, si se divierte, si aprende, si es bueno para su salud, si se enriquece con la relación que mantiene con otros deportistas, profesores, entrenadores, árbitros, padres de otros deportistas....Seamos una ayuda y un buen ejemplo para ellos.
 

Enlaces Institucionales
Portal de educación Directorio de Centros Recursos Educativos Calendario
Reconocimientos
Certificacion CTIC Nivel 4 ¡Leo TIC!